AGUARDIENTE

El aguardiente es una bebida alcohólica destilada de un fermentado alcohólico.

Existe gran variedad de sustancias orgánicas agrícolas cuya pasta o zumo fermentado es usado para su extracción, incluyendo frutas, cereales, hortalizas y granos.

Los aguardientes provienen de multitud de plantas ricas en sacarosa, que es el elemento esencial en la elaboración de la bebida (ya que a partir de esta surge el etanol), siendo en principio el aguardiente alcohol diluido en agua.

Toma así el aguardiente su nombre de «Aqua» y «Ardiente» del latín «Ardens», lexema «Ardie», refiriéndose a su baja inflamabilidad, aunque también se dice que el nombre se debe a la sensación propia de la sustancia líquida alcohólica al ser ingerida.

"Aguardiente" puede referirse prácticamente a cualquier bebida alcohólica obtenida por destilación, pero el nombre se aplica mayoritariamente a aquellas que poseen entre 30% y 59% de grado o volumen de alcohol